Comercio Electrónico
Aplicaciones

Web App Tiendas online

Plataformas

  • Social: Basado en redes sociales como Twitter, Facebook o YouTube.
  • Mobile: Transacciones mediante dispositivos móviles.
  • Propias: A medida o desarrolladas y diseñadas exclusivamente para la empresa que solicita su creación.
  • Opensource: Disponibles de forma gratuita para su descarga, uso e instalación, aunque pueden requerir un especialista para ser configuradas.
  • Plataformas de terceros: Son plataformas que brindan las herramientas necesarias para que una Pyme construya y edite su sitio web dentro del ámbito de la plataforma.

eCommerce

El comercio electrónico, también conocido como eCommerce o comercio en línea, consiste en la compra y venta de productos o servicios por Internet. El comercio electrónico ha crecido extraordinariamente gracias durante los últimos años.


En 2017, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia CNMC, dos mil millones de personas realizaron una transacción de comercio electrónico desde móvil, supone una tasa de crecimiento interanual del 23,4%.


Muchas pequeñas y medianas empresas se han beneficiado del comercio electrónico, dado que tener una tienda online tiene un coste muy inferior en comparación con la inversión necesaria en un comercio físico, las herramientas que facilitan tiendas prediseñadas además ahorra costes y simplifican el trabajo de crear un catálogo de productos.


Las plataformas más populares para crear tiendas son de código abierto, están basadas en la mayoría de los casos en PHP y MySQL: WordPress, Joomla, Magento y PrestaShop, estos sistemas suelen requerir un experto para al menos la puesta en marcha, adaptación y actualizaciones. A la vez existen marketplaces o redes sociales que facilitan la creación de una tienda online prediseñada, sin que sea necesaria configuración por parte de un experto o tener conocimientos de programación.


Los consumidores encuentran un producto visitando directamente la tienda online del minorista o buscando utilizando un motor de búsqueda, aunque existe una tendencia por parte de los compradores a utilizar plataformas o marketplaces para realizar sus compras.


El método de pago más popular es PayPal que permite todo tipo de transacciones, tarjeta de crédito trasferencias, etc. Mediante un botón en la tienda online los clientes pueden añadir los productos a un carrito de compras que posteriormente les lanza a la pasarela de pagos.

Los clientes se sienten atraídos por las compras en línea no sólo por la comodidad, también por un mayor surtido, precios más competitivos y un mayor acceso a la información. Las tiendas físicas están limitadas a los clientes de la zona geográfica aledaña por contra ofrecer compras en línea no tiene este límite.


Los factores más importantes que determinan si los clientes regresan a una tienda online son la presencia de características fáciles de usar. Son necesarias pruebas de usabilidad para encontrar posibles problemas. Una de las claves del éxito de un comercio en línea es la experiencia del usuario.


En una tienda física el embalaje, la apariencia y otros aspectos visuales juegan un papel importante a la hora de atraer al posible comprador, en una tienda online pasan a un segundo plano siendo más importantes la información en texto fotos y vídeo. Algunas tiendas en línea proporcionan o enlazan con información suplementaria del producto, como instrucciones, procedimientos de seguridad, demostraciones o especificaciones del fabricante. También son frecuentes consejos o guías de instrucciones diseñadas para ayudar a decidir qué producto comprar. Los comentarios o la posibilidad de calificar el producto también son alicientes a la hora de la compra. En una tienda física, los empleados están generalmente disponibles para responder preguntas, en las tiendas online es frecuente encontrar chat en tiempo real, correos electrónicos o un número de teléfono para responder a las posibles dudas de los compradores.

Imágenes

Contact